Dietista nutricionista a domicilio en Madrid - y 636 331 640 - L a V de 9:00 a 21:00 y S de 10:00 a 14:00 dietistaencasa@hotmail.com

Alergias alimentariasLas alergias alimentarias son el conjunto de reacciones adversas mediadas por el sistema inmune  del organismo que se producen frente a un componente de naturaleza proteica de un alimento (alérgeno). Hay dos tipos de alergias alimentarias; la alergia inmediata (causada por la creación de anticuerpos IgE) y  la alergia tardía o no inmediata  (en la que intervienen las células del sistema inmune). Los síntomas más comunes de las alergias alimentarias son la urticaria, el enrojecimiento de la piel, el hinchazón de labios y párpados, la dermatitis, las nauseas, los vómitos, el dolor abdominal, la diarrea, el picor de boca y garganta, la rinitis, el asma y en casos graves las reacciones anafilácticas. El único tratamiento efectivo frente a estas alergias es la eliminación completa de la dieta del alimento que la causa.

La prevalencia de las alergias alimentarias es mayor entre los niños pequeños (las sufren un 3-7%) que en la población adulta (las sufren un 1-2%), esto es debido a que entre el 80% y 90% de los niños pequeños las superan antes de los 3 años. Mientras que las alergias al huevo y la leche de vaca pueden desaparecer, las alergias a los frutos secos, las legumbres, el pescado y el marisco suelen permanecer durante toda la vida del individuo.

Principales alérgenos.

Casi cualquier alimento que contenga proteínas puede causar una alergia alimentaria, pero los que las originan con mayor frecuencia son:

  • Leche: Esta causada por la caseína, la lactoglobulina y la lactoalbúmina. Los síntomas más comunes son preferentemente cutáneos, pero también digestivos, como vómitos y diarrea.
  • Huevo: Está causada por la ovoalbúmina y el ovomucoide, proteínas que están presentes en la clara del huevo.
  • Pescado: Está causada por las proteínas musculares del pescado. Las especies involucradas con mayor frecuencia en las reacciones alérgicas son el bacalao, la merluza, el gallo, el lenguado, el atún, la sardina y el boquerón.  Se debe poner especial cuidado en los productos enriquecidos con omega 3 o grasa de pescado.
  • Crustáceos y moluscos: Esta causada por la tropomiosina y otras proteínas y es bastante común.
  • Legumbres: En general todas son alergénicas, especialmente las lentejas y la soja.
  • Cereales: Está causada por diferentes albúminas y globulinas de los cereales.
  • Frutos secos: Los cacahuetes, las almendras, las avellanas, los anacardos, las nueces, los pistachos o los piñones  son responsables de reacciones alérgicas graves incluso cuando son consumidos en pequeñas cantidades.
  • Frutas y hortalizas: Las frutas que suelen causar alergias son la manzana, la pera, el melocotón, la ciruela, la cereza, el melón, la sandía, el plátano y el kiwi, mientras que las hortalizas causantes de alergias alimentarias son la calabaza, el calabacín, el pepino, el apio y el tomate.
  • Sésamo: La prevalencia y gravedad de esta alergia está aumentando debido a la introducción de este producto en la dieta procedente de países asiáticos.
  • Mostaza: Es una de las especias más alergénicas y hay que tener cuidado con ella ya que se suele encontrar en salsas y aliños como curry, mayonesa, vinagretas o kétchup.

Alérgenos en el etiquetado de los alimentos

El 13 de diciembre de 2014 entrará en vigor el Reglamento 1169/2011 que obligará a indicar la presencia de sustancias o productos que causan alergias alimentarias en la lista de ingredientes de cualquier alimento envasado. Los productos sobre cuya presencia deberá informarse son: cereales que contengan gluten (trigo, cebada, centeno, avena, espelta y kamut), moluscos, crustáceos, huevos, pescado, leche, soja, cacahuetes, frutos con cáscara (almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, pistachos, etc.), apio, mostaza, sésamo, altramuces y sulfitos.

Bibliografía:

  • Agencia española de seguridad alimentaria y nutrición (AESAN). www.aesan.msc.es
  • European Food Information Council (EUFIC). www.eufic.org
  • Gil Hernández, A. 2004. Tratado de nutrición Tomo 4: Nutrición clínica.

Otros artículos que pueden interesarte:

También te puede interesar...close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario. Si continúa utilizando este sitio web se considerará que acepta las mencionadas cookies y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies