Dietista nutricionista a domicilio en Madrid - y 636 331 640 - L a V de 9:00 a 21:00 y S de 10:00 a 14:00 dietistaencasa@hotmail.com

Sin títuloLas bebidas estimulantes naturales (té, mate, café, chocolate y guaraná) llevan usándose desde la antigüedad por sus propiedades para aumentar la concentración, disminuir la fatiga, mejorar la coordinación y combatir el sueño. Los principios activos responsables de estas propiedades son las xantinas, un grupo de compuestos en el que se incluyen sustancias como la cafeína, la teobromina y la teofilina, que poseen una acción estimulante del sistema nervioso y producen el aumento de la frecuencia cardiaca. La dosis de xantinas necesaria para producir los efectos estimulantes es muy variable y depende, del peso corporal y del grado de tolerancia desarrollado por cada persona.

El té es una bebida aromática que se obtiene hirviendo las hojas y brotes desecados y convenientemente tratados de la planta Camellia sinensis. Los principales países productores son la India y Sri Lanka, aunque también se cultiva en Chi­na, Japón, Taiwán, Indonesia, Tailandia o Vietnam (el 72% de la producción mundial es té negro, el 23% té verde y el 5% otros tipos de té).

Desde el punto de vista comercial, el té se clasifica según el proceso aplicado a las hojas para obtener el producto final. Así se distingue entre:

  • Té negro: Es un té en el que las hojas sufren un proceso oxidativo provocado por la propias enzimas de la planta que cambia el sabor, aroma y aspecto del producto. Este té produce una infusión que oscila desde pardo-rojiza hasta casi negra y tiene un gusto astringente y amargo.
  • Té Oolong: Esté té se diferencia del negro en que la oxidación enzimática de la hojas es incompleta y breve. Con este tipo de té se produce una infusión de color ámbar y gusto afrutado.
  • Té verde: Este té no sufre el proceso de oxidación enzimática ya que ésta se evita mediante un tratamiento térmico de las hojas. Con este té se produce una infusión de color verde-dorado, ligeramente amarga, refrescante y aromática.
  • Té Pu-Erh: Es un tipo de té en el que las hojas se almacenan en condiciones de humedad y temperatura controladas durante muchos años de modo que ciertas bacterias producen la transfor­mación de un té originalmente verde en “té rojo”. Con este té se produce una infusión de color rojizo oscuro y con aroma terroso.
  • Té aromatizado: Es té verde o ne­gro al que se le añaden pétalos de flores, esencias, es­pecias e incluso frutas, a fin de dotarlos de un aro­ma y gusto particulares
  • Té prensado (verde o negro): Se trata de té elaborado con restos de hojas, ramitas, etc., por lo que se considera de baja calidad.
  • Té soluble o instantáneo: Este té se obtiene por la extracción de los componen­tes solubles y volátiles de la materia prima y se consume al diluir este extracto en agua. Es muy utilizado para preparar té helado y bebidas de té enlatadas o embotelladas.
  • Té descafeinado: Es té verde, negro u Oolong desprovisto de la mayor parte de su con­tenido en cafeína.

Desde el punto de vista nutricional el té no aporta calorías y sólo es reseñable el aporte de vitaminas del grupo B, de vitamina C (sobre todo en el té verde), de algunos minerales como potasio y el manganeso y  de compuestos fenólicos con propiedades antioxidantes.  El principal compuesto responsable de los efectos estimulantes del té  es la cafeína (las hojas contienen un 3-4% de esta sustancia).

Mate

El mate es una bebida que se obtiene de las hojas de un arbusto (Ilex paraguariensis) que se cultiva en Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

El mate se consume a modo de infusión de las siguientes formas:

  • Mate caliente: Se colocan hojas en un recipiente, se añade una pequeña cantidad de agua fría para humedecer las hojas 2-3 minutos y por último se vierte agua caliente a 70-80ºC. Se bebe con una caña especial que actúa como filtro.
  • Mate cocido: Se obtiene hirviendo las hojas en agua y filtrando la mezcla a continuación.
  • Terere: Se obtiene colocando las hojas en agua fría o refrescos (en ocasiones se añaden hierbas aromáticas como la menta) y filtrando la mezcla a continuación.

La composición del mate es bastante similar a la del té ya que no aporta calorías pero contiene cafeína (las hojas tienen un 1-1,5%), saponinas que contribuyen al característico sabor del mate, compuestos volátiles que le confieren el aroma y polifenoles con efectos antioxidantes.

Bibliografía:

  • Gil Hernández, A. 2004. Tratado de nutrición Tomo 2: Composición y calidad nutritiva de los alimentos.
  • López Briz, E. y Giner García, R. 2013. Chocolate, café, té y otros estimulantes: bebidas energéticas avant la lettre (I). Revista española de drogodependencias. Vol. 38(4):391-409.
  • López Briz, E. y Giner García, R. 2014. Chocolate, café, té y otros estimulantes: bebidas energéticas avant la lettre (II). Revista española de drogodependencias. Vol. 39(1):65-73.

Otros artículos que pueden interesarte:

También te puede interesar...close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario. Si continúa utilizando este sitio web se considerará que acepta las mencionadas cookies y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies