Dietista nutricionista a domicilio en Madrid - y 636 331 640 - L a V de 9:00 a 21:00 y S de 10:00 a 14:00 dietistaencasa@hotmail.com

bebidas-energeticasLas llamadas “bebidas energéticas” son bebidas refrescantes estimulantes cuyo principal componente es la cafeína y que están diseñadas para aumentar el metabolismo, el rendimiento psicomotor, la resistencia física y el grado de alerta, produciendo una disminución de la fatiga y el sueño. Estas bebidas se diferencian de las bebidas refrescantes clásicas en su composición (con dosis más elevadas de cafeína y con componentes como la taurina, el guaraná, el ginseng o la glucuronolactona) y son consumidas predominantemente con fines recreativos por adolescentes y adultos jóvenes (frecuentemente junto a bebidas alcohólicas).

Composición

Las diferentes bebidas energéticas no poseen una composición idéntica, siendo los principales componentes los siguientes:

  • Cafeína: es una sustancia presente en numerosos alimentos (café, té, chocolate, etc.) cuyos principales efectos son estimular el sistema nervioso central, aumentar el consumo energético,  mejorar el rendimiento físico y mejorar la atención y el estado de ánimo. La dosis de cafeína en estas bebidas es variable (60-500 mg).
  • Azúcares simples: estas bebidas suelen contener grandes cantidades de azúcares como la sacarosa, la glucosa, la glucuronolactona o la fructosa (20-30 g), aunque ya se comercializan algunas sin azúcar.
  • Taurina: es un aminoácido esencial que se encuentra en muchos productos de la dieta habitual como la carne y pescado (una dieta normal contiene entre 20-200 mg de taurina). En las bebidas energéticas se encuentra en dosis de 600-1000mg.
  • Colina: es un nutriente esencial para el funcionamiento cardiovascular y cerebral que forma parte de la acetilcolina (neurotransmisor) y de la fosfatidilcolina (integrante de las membranas plasmáticas de todas las células).
  • Vitaminas y minerales: estas bebidas suelen contener vitaminas del complejo B, vitamina C, vitamina E, potasio, magnesio y sodio.
  • Guaraná: el extracto de guaraná presenta un alto contenido en cafeína que se añade a la indicada anteriormente, además de cantidades más bajas de otras sustancias estimulantes como la teofilina o la teobromina.
  • Ginseng: el extracto de ginseng se suele encontrar en cantidades de hasta 100 mg. Esta sustancia en dosis de 100-200 mg/día aumenta la capacidad de concentración, la memoria y la capacidad física.
  • Otros extractos herbales: estas bebidas también pueden contener otros extractos herbales en bajas concentraciones como el de ginko biloba, el de naranja amarga o el de yerba mate.

Riesgo de abuso y efectos en la salud

Aunque el consumo moderado y a las dosis recomendadas por los fabricantes de este tipo de bebidas no presenta riesgos para la salud, el consumo abusivo puede tener efectos adversos ligados principalmente a su contenido de cafeína. Las dosis recomendadas de cafeína oscilan entre 80 y 250 mg/día, con mayor probabilidad de efectos tóxicos como cefaleas, mareos, ansiedad, hiperactividad, insomnio, nauseas, vómitos, hipertensión arterial o arritmias cardiacas con dosis superiores a 500 mg/día.

Los jóvenes consumen frecuentemente estas bebidas mezcladas con alcohol con el objetivo de contrarrestar los efectos depresores del alcohol y reducir la sensación de intoxicación etílica. Al disminuir la percepción subjetiva de los efectos de alcohol con una falsa sensación de mayor capacidad de alerta y concentración, puede hacer que la persona ignore la cantidad real de alcohol que esta bebiendo y producir un aumento del consumo de alcohol, con los efectos tóxicos que conlleva.

Bibliografía:

  • Climent Díaz, B., Cancino Botello, MC. y Dragoi, A. 2013. Bebidas energizantes. Revista española de drogodependencias. 38(4):377-390.
  • Roussos, A., Franchello, A., Flax Marco, F., et al. 2009. Bebidas energizantes y su consumo en adolescentes. Actualización en nutrición. 10 (2):124-129.
  • Souza y Machorro, M. y Cruz Moreno, L. 2007. Bebidas “energizantes”, educación social y salud. Revista mexicana de neurociencia. 8(2):189-204.

Otros artículos que pueden interesarte:

También te puede interesar...close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario. Si continúa utilizando este sitio web se considerará que acepta las mencionadas cookies y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies