Dietista nutricionista a domicilio en Madrid - y 636 331 640 - L a V de 9:00 a 21:00 y S de 10:00 a 14:00 dietistaencasa@hotmail.com

Los fenicios y sus sucesores los cartagineses formaron una de las civilizaciones más importantes de la antigüedad y contribuyeron al intercambio económico y alimentario de los pueblos mediterráneos entre si y de éstos con las civilizaciones de Oriente. Los fenicios habitaron la zona de Líbano, Palestina, Siria y Jordania entre el 3.000 a.C. y el 400 d.C. fundando ciudades como Ugarit, Biblos, Sidón o Tiro. Este pueblo se dedicó fundamentalmente al comercio por el mediterráneo, fundando una serie de colonias comerciales entre las que destacó Cartago. Esta ciudad se fundó en el 814 a.C. y no dejó de ser una colonia más hasta que en el siglo VI a.C. se convirtió en una potencia política y comercial que rivalizó con Roma en los siglos posteriores hasta su destrucción en el 146 a.C. en la tercera guerra púnica.

Alimentos

Los fenicios y cartagineses tenían una alimentación variada típicamente mediterránea en la que los alimentos autóctonos se combinaban con otros de procedencias más lejanas que obtenían gracias a su intensa actividad comercial. Los alimentos más consumidos eran los siguientes:

  • Verduras: Ajos, berzas, cebollas, cardos, coles, puerros, pepinos, lechugas, berros y achicoria.
  • Frutas: Uvas, higos, peras, manzanas, granadas, naranjas, limones, membrillos, melones y sandías.
  • Frutos secos: Almendras, avellanas, pistachos, castañas, nueces, piñones, dátiles e higos secos.
  • Legumbres: Guisantes, garbanzos, guisantes y habas.
  • Cereales: Trigo, cebada, mijo, sorgo (eran consumidos en forma de granos asados, en forma de gachas de harina de varios cereales o en forma de panes y tortas sin levadura).
  • Carnes: Carne procedente de la cría de cabras, ovejas, bóvidos, cerdos y gallinas, así como de la caza de palomas, liebres y conejos
  • Lácteos: Leche y queso de cabra u oveja.
  • Huevos y miel: Utilizados en la elaboración de dulces.
  • Alimentos de origen marino: Pescados (dorada, salmonete, caballa, esturión, lenguado y atún), moluscos, cangrejos y sepias.
  • Grasas: Aceite de oliva.
  • Hierbas aromáticas: Mostaza, tomillo, laurel, azafrán, hinojo, romero y menta.
  • Condimentos: Sal y vinagre (destacaban en la fabricación de salazones de carne o pescado y de encurtidos).
  • Bebidas: Vino, cerveza e infusiones endulzadas con miel.

La preparación y el consumo de los alimentos

Aunque se conocen bien los alimentos que consumían los fenicios y cartagineses, la información sobre cómo se consumían esos alimentos es muy escasa y, por ejemplo, no se sabe nada sobre la distribución de las comidas a lo largo del día. La preparación de los alimentos (a cargo de la esposa, los sirvientes o, en ciertos casos, cocineros profesionales) se hacía en habitaciones especiales cercanas a las despensas o al aire libre en hornos de terracota, utilizando métodos de cocción como el asado y el hervido o la fritura en marmitas o sartenes cerámicas. La vajilla de mesa se componía de una gran variedad de tazas, platos hondos y cántaros de cerámica o terracota, mientras que las mesas y sillas no eran de uso habitual por lo que  la comida se solía consumir sentados en el suelo en torno a una estera.

Bibliografía:

  • Flandrin, J.L. y Montanari, M. 2004. Historia de la alimentación
  • Salas Salvadó, J., García Lorda, P. y Sánchez Ripollés, J. M. 2005. La alimentación y la nutrición a través de la historia.

Otros artículos que pueden interesarte:

También te puede interesar...close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario. Si continúa utilizando este sitio web se considerará que acepta las mencionadas cookies y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies