Dietista nutricionista a domicilio en Madrid - y 636 331 640 - L a V de 9:00 a 21:00 y S de 10:00 a 14:00 dietistaencasa@hotmail.com

alimentacion prehistoriaLos seres humanos somos primates de la familia de los homínidos y, dentro de ésta, de la subfamilia de los homininos (esta subfamilia agrupa a todos los representantes del género Homo).

Existen pocas evidencias acerca de la dieta de los homínidos anteriores al género Homo, pero por el estudio de sus dientes fósiles se puede deducir que era básicamente vegetal. Dentro de estos homínidos se pueden distinguir al género Ardipithecus, con una dieta básicamente frugívora, al género Australopithecus, con una dieta basada en el consumo de hojas, frutos y semillas, pero en la que también incluían insectos y al género Paranthropus, cuyos miembros se alimentaban de hojas, semillas y ramas tiernas.

Género Homo

El primer representante del género Homo fue el Homo habilis, que vivió en África hace unos 2,6 millones de años. Esta especie se caracterizaba por la fabricación y el uso de herramientas del modo 1 (lascas de piedra con bordes cortantes) para conseguir proteínas de origen animal mediante el carroñeo de las carcasas animales y de la médula de los huesos. Este consumo de proteínas cárnicas fue fundamental para la evolución del sistema digestivo y del cerebro (el intestino se acortó porque digerir la carne es más fácil que digerir las fibras vegetales y la energía ahorrada en la digestión permitió el crecimiento del cerebro).  El progresivo incremento del consumo de carne no implicó que se abandonaran otras formas de alimentación de origen vegetal como frutas, semillas o tubérculos e incluso animal como los insectos, ya que a partir de aquel momento quedó establecida la estrategia de alimentación generalista y omnívora del género Homo.

Hace unos 1,8 millones de años se desarrolló en África otra especie: el Homo ergaster. Esta especie comenzó a dedicarse a la caza además de consumir carroña y alimentos vegetales y fue la primera fabricante de herramientas que requieren una planificación y una destreza más avanzadas (son las llamadas herramientas del modo 2 como bifaces, picos, etc.). Homo ergaster fue la primera especie que se dispersó fuera de África  y dio lugar a la aparición de nuevas especies en Asia y Europa como Homo erectus y Homo georgicus. Hace 800.000 años apareció en Europa la especie Homo antecesor, cuya característica alimentaria más relevante es que recurrían al canibalismo en épocas de escasez.

Hace 400.000 años surgió en Europa la especie Homo Heidelbergensis antepasado del Homo neanderthalensis y en África la especie Homo rhodesiensis el antepasado del Homo sapiens. En este  periodo se desarrollaron la vestimenta, el lenguaje articulado, el enterramiento de los muertos y el uso del fuego que, además de proporcionar calor, luz y seguridad, permitió la transformación térmica de los alimentos, lo cual supuso un avance fundamental en el aprovechamiento de los alimentos de origen vegetal y de las carcasas animales.

Hace 200.000 años apareció en Europa el Homo neanderthalensis que fue una especie adaptada a vivir en zonas templadas y frías y que se dedicaba a la recolección de frutos y a la caza de ciervos, cabras, caballos y rinocerontes entre otras especies. Estos homínidos cocinaban la carne y practicaban la antropofagia como ritual.

Hace 150.000 años apareció en África el Homo sapiens (nuestra especie), que comenzó cazando elefantes y rinocerontes y continuó con la caza de otros herbívoros de diverso tamaño como caballos, ciervos vacas, cabras o renos según se desplazaba hacia zonas más frías. Con el tiempo Homo sapiens fue desarrollando nuevos hábitos alimentarios que aparte de la caza y la recolección de frutos incluían la explotación de los recursos marinos y fluviales (pescados y mariscos). Poco a poco se organizaron campamentos con grupos más numerosos y organizados en los que comenzaron a desarrollarse técnicas de conservación de los alimentos como el ahumado y a realizarse recolecciones sistemáticas de vegetales para su almacenamiento. Estos campamentos conducirían a la sedentarización, a la domesticación de los animales y a los primeros cultivos durante el Neolítico.

Bibliografía:

  • Flandrin, J.L. y Montanari, M. 2004. Historia de la alimentación
  • Mateos Cachorro, A. 2010. Los orígenes de la alimentación humana: una perspectiva evolutiva.
  • Salas Salvadó, J., García Lorda, P. y Sánchez Ripollés, J. M. 2005. La alimentación y la nutrición a través de la historia.

Otros artículos que pueden interesarte:

También te puede interesar...close

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia como usuario. Si continúa utilizando este sitio web se considerará que acepta las mencionadas cookies y nuestra política de cookies. Pinche el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies