Estreñimiento

Estreñimiento

29 Jan 2019 0 comentarios Dietista Madrid Categories Salud

El estreñimiento es un desorden de la actividad motora del intestino que da lugar a un tránsito intestinal lento, a consecuencia del cual las heces se endurecen y pasan con dificultad a través del intestino produciendo una defecación difícil, infrecuente o incompleta. Este desorden, que afecta al 20% de la población, afecta más a las mujeres y se asocia con un mayor riesgo de padecer cáncer de colon, apendicitis y afecciones anales.

Clasificación

El estreñimiento se puede clasificar en:

  • Fisiológico: Es temporal y se produce cuando el individuo sufre grandes cambios en sus hábitos dietéticos o de vida (debidos a enfermedades, viajes, embarazos, etc.).
  • Crónico: Es permanente e independiente de los cambios en los hábitos dietéticos o de vida. Se puede clasificar a su vez en:
    • Atónico: Se produce por una debilidad motora de la pared intestinal que disminuye el movimiento intestinal.
    • Espástico: Se produce por la aparición de espasmos en el colon que interfieren en la progresión normal de las heces.
    • Proctógeno: Se produce por una pérdida de la función evacuadora en el último tramo del intestino debida a alteraciones como fisuras anales, hemorroides o espasmos del esfínter.

Causas

Las causas más frecuentes de estreñimiento son la insuficiente ingesta de fibra alimentaria y el sedentarismo, aunque existen muchas otras causas como el embarazo, el seguimiento de dietas no controladas, la desnutrición, el abuso de laxantes y la presencia enfermedades como por ejemplo el síndrome del intestino irritable, la enfermedad diverticular del colon, la enfermedad de Parkinson o la esclerosis múltiple.

Tratamiento

Existen dos tipos de tratamientos para el estreñimiento: el tratamiento higiénico-dietético (consiste en realizar modificaciones en el estilo de vida y en la dieta del individuo para mejorar el tránsito intestinal y favorecer la defecación) y el tratamiento farmacológico (consiste en la administración de laxantes, procinéticos y enemas para favorecer la evacuación intestinal).

El tratamiento higiénico-dietético del estreñimiento incluye las siguientes medidas:

  • Aumentar el consumo de fibra: La ingesta recomendada de fibra alimentaria para adultos es de 25-35g/día, siendo aconsejable una relación fibra soluble/fibra insoluble de 3/1. Las fuentes principales de fibra alimentaria en la dieta son los cereales, las legumbres, las verduras, las frutas y los frutos secos.
  • Aumentar el consumo de líquidos: Es recomendable consumir 2 litros de agua/día para evitar la deshidratación y favorecer el ablandamiento de las heces.
  • Aumentar el consumo de celulosa, lactosa, cítricos y alimentos grasos: El consumo de estos productos aumenta las secreciones intestinales y biliares, lo que favorece la lubricación y la motilidad del intestino acelerando el tránsito intestinal.
  • Aumentar la realización de ejercicio físico: La realización de ejercicio físico aeróbico (andar, nadar, correr, etc.) complementa a los movimientos peristálticos del intestino favoreciendo el tránsito intestinal y reduciendo la dureza de las deposiciones.

En el caso del estreñimiento espástico es recomendable consumir la fibra cocida para que los componentes de la misma estén finamente divididos y se eviten los estímulos que precipitan los espasmos, mientras que en el caso del estreñimiento proctógeno además de tener unos hábitos higiénico-dietéticos adecuados es importante que se traten las alteraciones locales que lo motivan (fisuras anales, hemorroides, etc.).

Bibliografía:

  • Centro de investigación de endocrinología y nutrición clínica (CIENC) www.ienva.org
  • Mataix Verdú, J. 2015. Nutrición y alimentación humana: II. Situaciones fisiológicas y patológicas.
  • Ponce García, J. 2011. Tratamiento de las enfermedades gastroenterológicas.